Voluntad Popular denuncia persecución militar a obreros de la construcción en Táchira

 

(Caracas, 22.8.12) “La criminalización de la protesta con la bota militar”, denunció Alberto Maldonado, presidente de Fetratáchira y candidato unitario a la Alcaldía del Municipio Torbes por Voluntad Popular, haciendo referencia a la violación de los derechos constitucionales de los trabajadores que fueron detenidos durante una manifestación del movimiento sindical de la construcción en el estado andino.

 

“Hay una persecución contra cinco obreros que fueron privados de libertad por efectivos de la Fuerza Armada y recluidos en el anexo militar del Centro Penitenciario de Occidente desde el pasado 13 de agosto, mientras protestaban exigiendo el cumplimiento de sus salarios, renganches y prestaciones sociales”, declaró en rueda de prensa.

 

Maldonado, quien también es secretario general del Sindicato de la Construcción del Táchira, explicó que la actuación de la justicia castrense en este caso es totalmente ilegal porque se trata de civiles que reclamaban sus derechos laborales, y ahora están siendo inculpados por crímenes de guerra. “Con esto nos han tendido un cerco militar, estamos perdiendo espacios de defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores. Los obreros están siendo juzgados por tres delitos: asalto de centinela, violación a la seguridad nacional y violación al área protegida por la Fuerza Armada”, acusó el candidato de la tolda naranja.

 

La detención se produjo mientras protestaban en la misma obra que ejecutan ubicada en las adyacencias del Fuerte Murachí en Vega de Aza, en el municipio Torbes del estado Táchira. “La empresa Xocobeo es la contratista del Gobierno nacional encargada de la ejecución de un conjunto residencial perteneciente a la Gran Misión Vivienda Venezuela, y es la que les adeuda sus prestaciones sociales. Es decir, los trabajadores nada más estaban exigiendo sus derechos laborales”, aclaró Maldonado.

 

El dirigente sindical notificó que los reclamos de los trabajadores son de vieja data. “Nosotros durante los últimos 120 días hemos reclamado en el Ministerio del Trabajo y la Defensoría del Pueblo, también con el envío de cartas al comandante de la Guarnición, pero lamentablemente nunca hemos obtenido respuesta”, aseguró.

 

Enfatizó en que no cesarán sus acciones ante la Inspectoría del Trabajo en contra de Xocobeo, hasta que la empresa cumpla con sus deberes con los obreros afectados, al tiempo que anunció que el próximo viernes protestarán cívicamente ante la sede de los tribunales militares en San Cristóbal, exigiendo la liberación de los detenidos.

 

Violación de tratados internacionales

 

El asesor jurídico de Fetratáchira, Alonso Medina, reiteró la ilegalidad del proceso judicial al que están siendo sometidos los obreros. “La justicia militar, bajo ninguna circunstancia, debe ser el órgano jurisdiccional llamado a resolver los conflictos laborales. Si hay construcciones en instalaciones militares bajo ningún concepto podríamos entender que la justicia castrense va a prevalecer sobre los derechos fundamentales de los trabajadores (…) Esto sería una aberración”, aseguró el abogado, quien puntualizó que está siendo violado el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo, referido a la libertad sindical, así como otros tratados internacionales.