Voluntad Popular denuncia desplazamiento forzoso y exige establecer un corredor humanitario en frontera colombo-venezolana

 

 

(Caracas, 13.01.17).- En vista de la negativa del gobierno nacional para abrir un canal humanitario que permita mitigar la grave crisis humanitaria en el país, la dirigente de Voluntad Popular y diputada a la Asamblea Nacional por el estado Táchira, Gaby Arellano,  presentó una propuesta que será debatida en el seno del Parlamento para exigir a la Organización de Naciones Unidad, en su protocolo de ACNUR para refugiados,  establecer un corredor humanitario en los 220 kilómetros de frontera colombo-venezolana, que atienda la situación de los venezolanos que la atraviesan huyendo de la crisis y atacar la hambruna que se vive en el país.  

 

“Desde Voluntad Popular comenzamos una campaña para que se dé apertura a un canal humanitario. En Venezuela no existe éxodo ni migración, sino un desplazamiento forzoso, así se conoce cuando los ciudadanos no tienen la intención de irse del país. Desde que fue cerrada la frontera, hace un año y medio, la crisis en Venezuela se agudizó aún más”.

 

Arellano informó que las cifras de migración que maneja el hermano país se han incrementado desde que fue aprobado el fraude constituyente de Nicolás Maduro. Se registran más de 64.000 personas al día que migran por los puntos oficiales, no se tiene cifras de las mal llamadas trochas.  “Antes del 30 de julio, pasaban 12.500 venezolanos, luego del 30 de julio las cifras incrementaron de 20.000-25.000, de los cuales sólo regresan aproximadamente 15.000; es decir, más de 5.000 venezolanos se van a diario por esa frontera buscando oportunidad, vida y seguridad”.

 

Arellano denunció la aparición de tres cadáveres en la frontera, los cuales fueron presuntamente asesinados en Venezuela. Además, advirtió sobre la propagación de enfermedades como la difteria, paludismo, tuberculosis y otros virus que no han sido tratados por el Estado venezolano. “El congreso de Colombia aprobó la solicitud para activar el corredor humanitario y decretar la emergencia humanitaria. Debemos establecer campamentos para dar atención a los venezolanos que salen enfermos de nuestro país. Esta situación es realmente alarmante. Hemos conocido a venezolanos que nos dicen que prefieren dormir en una acera en Colombia que en una casa en Venezuela”.

 

Explicó que no se requiere la aprobación del Ejecutivo nacional para activar este mecanismo, ya que cuenta con el aval del Congreso Colombiano y ahora de la Asamblea Nacional. “En próximas horas la Asamblea  presentará un acuerdo en torno a esta propuesta, con la aprobación de 2 instituciones legitimas como lo son el Congreso de Colombia y la Asamblea Nacional, llegaremos a las Naciones Unidas para que activen este protocolo internacional en la frontera colombo-venezolana y evitar la propagación de enfermedades que se habían erradicado hace muchísimos  años en Latinoamérica y que producto de la crisis sanitaria en Venezuela, reaparecieron. Pero, también para dar atención alimentaria, social y económica a esas familias que se están desplazando fuera del territorio nacional”.